Una bella huerta orgánica familiar

Ésta es una opción sencilla y eficaz para disponer de una mini huerta en el hogar. Con un poco de creatividad puede armar un ingenioso espacio para dedicarse a una huerta familiar orgánica.

Una de la soluciones alternativas para poder comer sanamente es la creación de un huerto familiar orgánico. Cultivando nuestros propias hortalizas y vegetales logramos consumir alimentos saludables y también ahorramos. 

El espacio que disponga es lo más importante al iniciar este proyecto. Identifique el área que tiene libre para colocar los contenedores o las macetas, de acuerdo a la hortaliza o especias que desea plantar elija el tamaño adecuado de las mismas, no más de 40 cm de profundidad.

Publicidad

Cada día se hacen más famosos los huertos urbanos, siendo éstos muy valorados por su contribución saludable. Los factores a tener en cuenta para la creación de un huerto familiar orgánico son: luz solar por lo menos 5 horas al día, reciclar recipientes de plásticos para contenedores acordes a la planta a cultivar, acceso a agua suficiente (pluvial). 





¿Qué plantamos? 
Pues aquí les dejamos las opciones que tiene, solo debe elegir aquellas que se ajustan a su menú diario. 
En macetas pequeñas puedes cultivar perejil, albahaca, romero, tomillo, orégano, salvia y menta, todos ellos son especiales para darle sabor a tus comidas. 
Si dispones de macetas grandes y de espacio suficiente puedes tener plantas de limón, naranjas y mandarinas, estas son plantas cítricas fáciles de mantener. 
En contenedores de maderas puedes organizar muy bien y cultivar hortalizas como tomates cherries, lechugas, zanahorias, rabanitos, rúcula, cebollitas de hoja.