Cómo combatir la ansiedad y el nerviosismo sin depender de medicamentos

Vivimos en una época en que cada vez más personas sufren de ansiedad, nerviosismo constante, tristeza, y depresión. Aprende a controlar tus síntomas y siéntete mejor contigo mismo, sin recurrir a las drogas.

Los síntomas de la ansiedad se deben en la mayoría de los casos al cansancio debido a problemas de exceso de trabajo, de problemas financieros, sentimentales, etc. Este artículo te dará algunos consejos que pueden ayudarte a reducir el estrés, la ansiedad y el nerviosismo. Debes, en todo caso, consultar a tu médico si necesitas ayuda adicional.

Practica deporte
La práctica del deporte de forma regular reduce los niveles de ansiedad y la probabilidad de sufrir de depresión. El ejercicio nos permite abstraer nuestras preocupaciones y promueve una sensación de bienestar. Esta práctica aumenta tu autoestima. A todos nos gusta ver a nuestro cuerpo bien cuidado y elegante.

¿Te sientes cansado en las primeras sesiones, pero este agotamiento físico más que mental es muy beneficioso. El cansancio físico te ayudará a dormir mejor. El sueño reparador es esencial para despertar al día siguiente con buen humor y con la energía suficiente para hacer frente a los problemas.

Los ejercicios de relajación, meditación, yoga

Calistenia
Cuando te sientes nervioso, trata de relajarte haciendo una respiración lenta, profunda y regular. Cierra los ojos y concéntrate sólo en el movimiento del aire dentro y fuera de tus pulmones. Prueba la técnica de la respiración abdominal: Respira por la nariz dirigiendo el aire hacia el abdomen – el pecho se queda quieto. Luego exhale lentamente por la boca. Repite este procedimiento durante el tiempo que sea necesario.

No dramatices
Algunos problemas no son tan complicados como lo hacemos parecer. Aunque por el momento, nos sentimos heridos, enojados o desesperados, a veces las soluciones están a nuestro alcance. Después de estar relajado, piensa racionalmente sobre lo que te hace estar ansioso o nervioso y analiza todas las posibilidades que tiene de solucionar  tu problema. No te dejes atrapar en una espiral de sentimientos negativos y no sientas lástima por ti mismo ni lo hagas más adelante. Piense acerca de las opciones que tiene y toma medidas. Si no hay nada que puedas hacer para mejorar tu situación, recuerda que puedes pedir ayuda, y verás que un hermano o amigo te tenderá la mano.

Publicidad

Evita los estimulantes
Evita la cafeína, el alcohol o el tabaco. Muchas personas tratan de escapar de sus problemas utilizando estimulantes, pensando así que reducirán su ansiedad. De hecho, la reducción de la ansiedad es sólo aparente y momentánea. Cualquiera de estas “drogas” es un estimulante y sólo te dejará con un problema más allá del que ya tienes: la adicción.

Evita situaciones de estrés en el trabajo
Si hay una discusión en la oficina o en cualquier situación que te hace sentir incómodo y nervioso, aléjate de ella. Sea lo que sea puede esperar 2 minutos. Trate de relajarte y darte cuenta de por qué la situación te molesta y cómo la puedes tratar con esa persona. Cuando te sientas mejor, vuelve con las ideas en orden y más tranquilo y verás que vas a resolver el problema con mayor facilidad.

Escucha música
Ya está científicamente demostrado que escuchar música libera hormonas que nos dan una buena sensación. Elige la música relajante o mejor aún, una canción que te permite incluso estar bien dispuesto. Todos tenemos esa canción que nos puede poner en buena onda. Relájate y baila en la habitación o pon la música a todo volumen en el coche y canta a gritos altos. Te sentirás mucho mejor en 3 segundos.

Llénate de amor
Busca unirte con los que amas y te aman. No te aísles. Si prefieres no compartir la razón de tus problemas no se pierde nada, sólo esta con alguien  que te entienda y te de animo. No pienses que estás solo. Tu familia, amigos o vecinos también pueden motivarte y dar buenos consejos motivacionales para que no te sientas solo. Sin menospreciar incluso la felicidad y la comprensión de que una mascota puede traer, compra una si no la tienes. A menudo son los mejores amigos.