6 pasos para bajar la panza

Por desgracia, todos sabemos que la “panza” es la primera zona de nuestro cuerpo que aumenta de peso y la última que se pierde. Un envidiable six-pack es lo que muchas personas sueñan tener, pero es algo que la biología no piensa, porque el cuerpo humano parece haber sido hecho para canalizar todas las calorías adicionales en esa zona. Agregando a esto el estilo de vida sedentario y el estrés diario que se ha convertido en nuestro estilo de vida, nos enfrentamos a una obsesión sin cumplir que sin embargo no queremos o no podemos lograr. ¿Qué pasaría si te dijera que hay que seguir sólo 6 pasos para perder la grasa de la barriga, y que ninguno de ellos implica tortura abdominal?

  1. No más abdominales. Cualquier persona que se ha sometido a la tortura diaria de hacer docenas de abdominales acostado sobre el suelo o el uso de los muchos aparatos que prometen un envidiable abdomen en seis o 4 semanas… y al final no ves ningún resultado? Olvídate de los ejercicios de aislamiento que, a pesar de tonificar los grupos musculares específicos, no hacen más que todo el cuerpo está en forma.
  2. Baje de peso. Puedes estar saturado de escuchar estas dos palabras, pero si deseas eliminar esa pancita de una vez por todas, uno tiene que dedicarse en serio a la pérdida de peso. Si puedes eliminar algunos kilos de más, el six-pack que tienes escondido por la abundante grasa se hará notar.
  3. Elimina las calorías innecesarias. Hay ciertos alimentos que, además de la obstrucción del cuerpo con calorías innecesarias y contribuyen a la grasa abdominal no deseada, son también culpables de los deseos y repentinos cambios de humor, dolores de cabeza e irritabilidad. En resumen, todos los alimentos procesados, azúcares precocinados y refinados (pasteles, galletas, patatas fritas, botanas saladas, pan blanco) hacen más daño que bien y deben ser eliminados de la nevera y la despensa.
  4. Ve más allá, elimina las calorías líquidas. A veces estamos tan enfocados en la comida que nos olvidamos de que los líquidos que bebemos también son fuentes de calorías innecesarias. ¿Qué? Varios refrescos, cerveza, vino, cócteles, zumos de frutas, bebidas energéticas, batidos de helado, café con leche, capuchino y chocolate caliente. No hay tiempo para apagar la sed y la grasa abdominal, elija siempre agua (con o sin gas), té verde, café sin azúcar, leche en leche o jugo de verduras y tener las calorías adicionales mal.
  5. Practica una forma de ejercicio físico integrado. Para conseguir esos abdominales sexys, el ejercicio tiene otro propósito noble que es darnos salud y el bienestar total. ¿Qué es una forma integrada de ejercicio? Cualquier actividad que reúne a los ejercicios de estiramiento, resistencia y pesas y yoga, Pilates, artes marciales, clases de baile o prácticamente cualquier deporte una buena opción. Además de estiramiento de los músculos y lubricar las articulaciones, un programa integrado de ejercicio alivia la presión que comprime la columna vertebral, que a su vez mejora la postura y el aspecto de la zona abdominal.
  6. Reduce el estrés y equilibrar las hormonas. Las hormonas y el estrés van de la mano porque si los primeros están directamente relacionados con los sistemas metabólicos e inmunológicos (este último crucial para perder peso y mantenerlo así), la existencia de este último es el ingrediente perfecto para desregular las hormonas saludables. Es muy importante tener algo en tu vida que te permite descargar el estrés acumulado y la tensión – tu bienestar físico, mental y emocional dependen de ello. Y, por cierto, tu pancita también.