La mejor comida para el grupo sanguíneo B

Si tu grupo sanguíneo es el B, has de saber que, según estudios científicos recientes, perteneces al tipo humano que mejor resiste muchas de las enfermedades más frecuentes en la vida actual, como las cardíacas y el cáncer. Y aún cuando algunos individuos de tu tipo puedan contraerlas, son más capaces de sobrevivir a las mismas que el resto de los grupos sanguíneos. El tipo B es, no obstante, propenso a alteraciones poco comunes del sistema inmune, como la esclerosis múltiple o el síndrome de fatiga crónica. A continuación te ofrecemos los alimentos que mejor acepta este grupo, los que no debería ingerir y los neutros, que no le dañan pero tampoco le benefician de manera especial. El tipo B se beneficia mucho si consume al menos tres porciones diarias de las verduras recomendadas o de las neutras, aunque debe reducir o incluso evitar los tomates porque contienen lecitinas que puede aglutinar la sangre de este grupo, dando paso a irritaciones en las paredes estomacales. Las personas del tipo B no son propensas a desarrollar alergias, a no ser que coman alimentos no aconsejables, como las lecitinas de pollo y maíz, que pueden provocar alergias incluso a las personas más resistentes del grupo.
                 
                                 
               
Las carnes y aves para el grupo B
SLos especialistas que estudiaron la nutrición más adecuada para este grupo sanguíneo aseguran que debería reducir el consumo de carne de pollo debido a que su tejido muscular contiene una lecitina  lecitina  que tiende a aglutinar la sangre de tipo B, lo que puede causar potenciales inmunodeficiencias. El pavo y otras aves no contienen esta lecitina, por lo tanto no están desaconsejadas.
BENEFICIOSAS: Carnero, conejo, cordero, venado.
NEUTRAS: Búfalo, faisán, pavo, ternera, vaca.
NO ACONSEJABLES: pato, cerdo, codorniz, gallinas, ganso, jamón, pollo, perdiz, tocino.
Los peces y mariscos en el grupo B
A este grupo le resultan muy beneficiosos los pescados, especialmente los de aguas profundas, como el bacalao y el salmón, ricos en aceites nutritivos. También son recomendables los pescados blancos como el lenguado y el rodaballo. Debe evitar los mariscos, que contienen lecitinas que dificultan sus digestiones.
MUY BENEFICIOSOS: Abadejo, bacalao, besugo, caballa, esturión, hipogloso, huevas de esturión, lenguado, lucio, merluza, mero, perca oceánica, pez monje, rodaballo, salmón, sardina, trucha marina.
NEUTROS: Abalones, atún, arenque (fresco o en vinagre), bagre, calamares, carpa, cazón (tiburón), cubera, esturión blanco, perca blanca, perca plateada, pez vela, trucha arco iris, vieras.
NO ACONSEJABLE: Almeja, anchoa, anguila, barracuda, beluga, camarones (gambas), cangrejo, caracol, langosta, langostino, mejillones, ostras, perca rayada, pulpo, ranas, róbalo, salmón ahumado, tortuga.
Huevos y productos lácteos
Las personas del grupo B muestran una mayor tolerancia a los alimentos lácteos que el resto de grupos -el A en cambio aprovecha mejor los alimentos de soja que los lácteos), según los estudios científicos, aunque puede ocurrir que muchos no tengan la costumbre de incluirlos en su dieta, por lo cual si se deciden a incorporarlos deben hacerlo de forma paulatina, comenzando con los fermentados o cultivados, como el yogur y el kefir (leche de cabra fermentada), que son mejor tolerados que otros productos como el queso graso, la leche entera o los helados.
MUY BENEFICIOSOS : Queso Cottage, Kefir, yogur y yogur con frutas, queso de granja, queso de oveja, mozzarella, queso de cabra, leche desnatada o 2%, ricotta, leche de cabra.
NEUTROS: 1 huevo a la semana. Queso Brie, Cheddar, Gouda, mantequilla, Colby, Gruyere, suero de lecho, queso crema, Jarlsberg, Camembert, Edam (queso de bola) Munster, Caseína, Emmenthal, Neufchatel, Queso de soja, Provolone, Lecho de soja.
NO ACONSEJABLE: Helado, queso americano, Roquefort.
Aceites y grasas en el tipo B
Este grupo se beneficia mucho del aceite de oliva para conseguir buenas digestiones y buenas evacuaciones. Al menos deben utilizar una cucharada cada día, en cambio han de evitar los aceites de sésamo, girasol y maíz, pues sus lecitinas son poco apropiadas para el tubo digestivo de este grupo.
MUY BENEFICIOSOS: Aceite de oliva.
NEUTROS: Aceite de hígado de bacalao y aceite de linaza (semillas de lino).
NO ACONSEJABLE: Aceite de canola, de maíz, de maní/cacahuete, de semilla de cártamo, de sésamo y de semillas de algodón.
Frutos secos y semillas
La mayoría de las nueces y semillas no son muy bien digeridas por este grupo. El maní, las semillas de sésamo y las de girasol, entre otras, contienen unas lecitinas que interfieren con la producción de insulina en el grupo B.
NEUTROS: Almendras, avellana australiana, castañas, mantequilla de almendras, nuez, nuez de pará, nuez de nefelio y nuez pacana.
NO ACONSEJABLE: Avellanas comunes, maní, mantequilla de girasol, mantequilla de maní, mantequilla de sésamo (tahini), nuez de cajú, piñones (de pino), pistachos, semillas de amapola, de calabaza, de girasol y de sésamo.
Las legumbres en el grupo B
MUY BENEFICIOSAS: Alubias. germen de soja, judía de media luna.
NEUTROS: Guisantes, judía verde, haba cochinera, habichuela verde, judía blanca, judía roja, judía jicana, judía tamarindo.
NO ACONSEJABLES: Garbanzos, lentejas rojas, lentejas verdes, judía de careta, judía moteada, judía negra.
Los cereales en el grupo B
El trigo no resulta bien tolerado por este grupo debido a que contiene una lecitina que puede impedir la fijación de la insulina en el tejido adiposo, con la consecuente dificultad para quemar las grasas. El grupo B debería evitar el centeno, porque contiene una lecitina que se asienta en el sistema vascular y provoca trastornos de la sangre y posibles accidentes cardiovasculares. El maíz y el trigo sarraceno puede provocar aumento de peso en este grupo, porque contribuyen, más que otros alimentos a un metabolismo lento, retención de líquido y fatiga. Le convienen los granos y cereales variados, siendo el arroz y la avena las mejores opciones. También deberían probar la espelta (escanda), que les va muy bien.
MUY BENEFICIOSOS: Arroz inflado, arroz integral, escanda o espelta, mijo, harina de avena, salvado de arroz, salvado de avena.
NEUTROS: Crema de arroz, fécula, granola, harina de patatas.
NO ACONSEJABLES: Amaranto, cebada, centeno, germen de trigo, maíz, gachas de trigo, trigo, salvado de trigo, trigo sarraceno, trigo desmenuzado.
Panes y panecillos.
MUY BENEFICIOSOS: Pan de arroz no refinado, pan de mijo, pan esenio, tortas de arroz, pan Ezequiel.
NEUTROS: Pan árabe, pan de escanda, pan de mijo, pan de harina de soja, pan libre de gluten, panecillos de salvado de avena, Pumpernickel.
NO ACONSEJABLES: Pan de centeno, pan de trigo de trigo duro, pan de trigo integral, pan multi-cereales, panecillos de maíz, pan de salvado de trigo, rosca de trigo.
Granos y pastas
MUY BENEFICIOSOS: Harina de arroz, harina de avena.
NEUTROS: Arroz basmati, blanco, harina de Graham, arroz no refinado, harina de escanda, fideos de sémola, fideos de escanda, quinua o quinoa.
NO ACONSEJABLES: Gachas de trigo sarraceno, harina de centeno, arroz de la India, cuscús, harina de cebada, fideos soba, harina integral de trigo, harina de trigo, bulgur, harina de trigo dura, harina de gluten.
Los vegetales en el grupo B
MUY BENEFICIOSOS: Batata, berenjena, berza común, brécol, col china, coliflor, hojas de col rizada, de betarraga, de mostaza, hongo oriental (Shiitake), pastinaca, perejil, pimiento jalapeño, pimiento amarillos, rojos, verdes, judías de media luna, remolacha, coles de Bruselas, col blanca, col roja, zanahorias.
NEUTROS: Achicoria, ajo, alga marina, apio, berro, brotes de alfalfa, brotes de bambú, calabaza de todo tipo, calabacines, cardo suizo, cebollas de verdeo, rojas, amarillas, chalote, diente de león, endibia, eneldo, escalonias, espárragos, espinaca, hinojo, hongo orienta (enoki), hongos abalones, jengibre, lechuga (todos los tipos), nabo, patatas blancas, pepino, perifollo, puerro, rábano picante y rábano japonés, radicheta.
NO ACONSEJABLES: Aceituna griega, negra, verdes, alcachofas, brotes de rábano, maíz amarillo, maíz blanco, aguacate, rábanos, tomate, calabaza, soja (fermentada o tempeh y tofu).
Las frutas en el grupo B
Son muy pocas las frutas que este grupo debe evitar, como la granada, el caqui y el coco; en cambio debe comer todos los días una o dos frutas de las muy beneficiosas, como la piña que le ayuda a digerir las carnes, lácteos y otros alimentos, ya que tiene una enzima muy beneficiosa para este grupo.
MUY BENEFICIOSAS: Ananá/piña, arándano, plátanos, ciruela morada, verde, papaya, uva negra, roja y verde.
NEUTRAS: Bayas de sauco, cerezas, albaricoques, dátiles, melocotón, frambuesa, fresas, grosella, guayaba, higos frescos y secos, kiwi, lima, limones, manzana, mandarinas, mangos, melón, mora, naranjas, nectarinos, pasas de Corinto, pera, pomelo, sandía, zarzamora.
NO ACONSEJABLES: Caqui, coco, granada, higo de tuna y ruibarbo.
Zumos y líquidos
MUY BENEFICIOSOS: Zumo de ananá/piña, de arándano, de col, de papaya y de uvas.
NEUTROS: Agua con limón, zumos de manzana, de apio, de ciruela negra, de albaricoque, de manzana, naranja, pepino, pomelo, zanahoria.
NO ACONSEJABLES: Zumo de tomate.

Dentro de los muchos beneficios del apio, podemos mencionar que es un excelente colaborador para las dietas para adelgazar, ya desde la antigüedad es considerado como una planta medicinal, siendo utilizado en varios quebrantos de salud.
Las hojas de apio, son ricas en vitaminas B1, B2, B6 y C, por otro lado contiene altas cantidades de potasio, ácido folico, calcio, magnesio, hierro, fósforo, sodio y aminoácidos esenciales, es rico en aceites esenciales que ayudan a regular el sistema nervioso y son muy relajantes.
Mencionamos que el apio es rico en sodio, pero el mismo sodio de la sal de mesa, como ya todos sabemos la sal de mesa colabora en procesos degenerativos por ejemplo para las arterias, pero el sodio que posee el apio es soluble y orgánico, lo que permite que el organismo utilice todos los nutrientes que consume, por ejemplo el jugo de apio es una excelente bebida para los deportistas.
Sin dudas que el apio es saludable y ayuda a bajar de peso  en todas sus formas, ya sea crudo, en jugo o en diferentes preparaciones.