Las contraindicaciones de las plataformas vibratorias

Poco a poco vamos avanzando, y cada vez más nos acercamos al verano. Salimos de las navidades y empezamos a pensar en perder esos kilitos de más cuanto antes para estar en perfectas condiciones este verano. Esto nos lleva a practicar deporte y mejorar nuestra alimentación, pero siempre hay que considerar los pros y los contras de nuestras decisiones. En esta ocasión vamos a hablar de las contraindicaciones de las plataformas vibratorias.

Las contraindicaciones de las plataformas vibratorias

Qué son las plataformas vibratorias

Las plataformas vibratorias son aparatos destinados a la realización de ejercicio físico que consisten en una plataforma sobre la que nos situamos y sin realizar ningún movimiento, las vibraciones producen beneficios para nuestro cuerpo. Sin duda, una de sus ventajas principales es que nos permite conseguir un buen estado físico en menos tiempo y con menor esfuerzo que con otros aparatos.

Pese a todo esto, las plataformas vibratorias también cuentan con sus puntos en contra.

Publicidad

Aspectos negativos de las plataformas vibratorias

Estos aparatos no son indicados para todos los usuarios, ya que pueden llegar a poner nuestros músculos al límite de su resistencia, algo muy interesante para el desarrollo, pero perjudicial si no controlamos suficientemente, ya que puede derivar en lesiones. Si padecemos lesiones previas, el uso de las plataformas vibratorias puede agravarlas.

Por otra parte, se trata de una maquinaria que produce un considerable estrés, por lo que si nuestro objetivo es realizar ejercicio físico para relajarnos, no es el método más apropiado.

Además, en el caso de que acabemos de salir de algún tipo de intervención quirúrgica, corremos el riesgo de dificultar la cicatrización o incluso de promover que no se haga correctamente. Por ello, en estos casos, las plataformas vibratorias están completamente prohibidas.

Si padecemos enfermedades como cataratas, problemas circulatorios, varices, problemas de hueso como osteoporosis, lesiones, deformaciones, hernias, epilepsia, etc., esta máquina puede agravar nuestro estado.

A su vez también están completamente prohibidas para las mujeres embarazadas o para las personas que tengan implantado un marcapasos.

Por ello, antes de utilizar una plataforma vibratoria o cualquier otro tipo de máquina, es importante consultar con una persona verdaderamente capacitada para aconsejarnos.