Consejos básicos para aliviar los calambres

Los calambres es un tipo de sensación repentina e incontrolable que en algún momento de la vida todos hemos llegado a sentir. El problema con ellos es cuando se vuelven continuos. Por tanto aquí te enseñamos algunas recomendaciones para que les pongas fin en tu vida.

Previene los calambres

La mejor solución siempre será la prevención. En el caso de los calambres debes concentrarte en tener un nivel de electrolitos adecuado, al igual que el potasio en el cuerpo.

Por las mañanas puedes preparar un batido compuesto con plátano y kiwi. Mezcla estos dos ingredientes con medio vaso de agua en la batidora. Bebe el batido poco a poco y notarás como la mañana la pasarás muy ben.

Si haces ejercicio ten cuidado

Hacer ejercicio es una de las recomendaciones básicas para una buena salud. El problema está cuando no se calienta adecuadamente antes de iniciar con la actividad física y se inicia con un trabajo intenso.

El calentamiento nunca debe hacer falta en tu rutina, así que si haces ejercicio asegúrate de ir subiendo el nivel de intensidad poco a poco, pues en caso contrario los calambres no tardarán en aparecer.

Publicidad

Sobre los calambres nocturnos

Cuando llegues en las noches puedes darte un baño caliente para después hacer masajes en las piernas con aceite de romero. Los calambres nocturnos son más comunes de lo que se piensa, así que evítalos previniendo.

El vinagre de manzana

Es útil tanto para el uso interno como externo. Además es un gran tonificante que ayuda para mejorar la circulación mientras atiende el dolor muscular.

Si lo deseas puedes masajear un poco tus piernas con él para conseguir dormir mejor. Por otro lado, puedes hacer una bebida en la que requieres e una cucharadita de hojas de frambuesa de color rojo y una taza de agua hirviendo. Cuando haya reposado por 10 minutos le agregas el vinagre de manzana acompañado de algo de miel.

Puede parecer una solución un tanto extraña pero es un remedio natural antiguo para reducir los calambres que seguramente te ayudará.

 

Y si nada funciona lo mejor es siempre acudir a un profesional, yo te recomiendo Fisioterapia Rubio si estás en Madrid.

 

Imagen Via Wikimedia

Busquedas recientes: