Una nutrición saludable

  La alimentación actual por lo general, se basa en el exceso de azúcares, grasas animales e hidratos de carbono, ausencia de fibras (magnesio, yodo, azufre).
Claro que alimentarse bien tiene sus secretos, como primera medida hay que esquivar cualquier dieta excesivamente restrictiva y limitarse a comer sano.

La nutrición


Se deben evitar las salsas, la crema y los picantes, también es aconsejable repartir los alimentos en cuatro comidas diarias, sin picotear entre una y otra, moderar el uso de la sal y tomar mucha agua elemento fundamental para el funcionamiento del organismo, el agua participa en la digestión, en la lubricación de las articulaciones, en la regulación de la temperatura corporal, y en el mejor medio de transporte que los nutrientes del cuerpo. La dosis recomendable para adultos no debe ser inferior a un litro y medio por día.

Toda una paradoja en un tiempo en que es posible conseguir mayor cantidad y variedad de productos. Sobre todo porque la manera de pensar, sentir y percibir las cosas depende de la salud física y biológica, es decir, el estado nutricional.

Tanto las células tienen hambre y no reciben los elementos nutritivos indispensables, se produce en el organismo una carga de estrés que se traduce en envejecimiento. Como norma general, hay que comer poco, masticar mucho y saber combinar los elementos, también saber elegir los alimentos para aprovechar en plenitud todos los nutrientes que la naturaleza provee, y sí quiere rejuvenecer incluida los que tienen vitamina E.