La dieta Mediterránea. Pierde peso y cambia tus hábitos alimenticios

El problema con el que nos solemos encontrar es que cuando tenemos unos kilitos de más buscamos una determinada dieta e intentamos perderlos en el menor tiempo posible. Esto, además de no ser saludable, se trata del peor sistema para estar en nuestro peso ideal.

La-dieta-Mediterránea.-Pierde-peso-y-cambia-tus-hábitos-alimenticios

El problema de las dietas para perder peso

El principal problema de las dietas para perder peso es que suelen ser agresivas y se basan un uno o dos ingredientes principales, ingredientes que al final no nos aportan todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita y que además, una vez terminamos la dieta, los aborrecemos completamente y dejamos de consumirlos durante un tiempo.

Las dietas cuentan con un efecto rebote atroz, y cuanto más peso perdamos en menos tiempo, menor será el tiempo que tardaremos no ya sólo en recuperarlo, sino en acabar pesando más que al principio.

Por ello, un peso ideal pasa inevitablemente por una vida sana. Una vida sana implica ejercicio físico regular y una alimentación equilibrada en la que consumamos todos los grupos alimenticios.

La Dieta Mediterránea

En este equilibrio se encuentra una de las dietas más representativas (no dieta para perder peso, sino dieta para ajustar y regular nuestro organismo, con lo que conseguiremos el peso ideal, por supuesto).

Dentro de la Dieta Mediterránea encontramos todo tipo de alimentos y elementos, desde frutas y verduras en cantidad a grasas insaturadas vegetales, derivados lácteos, pescados, carnes blancas, carnes rojas, vino, frutos secos, etc.

Publicidad

Suena bien, ¿Verdad?, pues aunque no se trate de una de esas dietas milagrosas que nos aseguren que vamos a perder una gran cantidad de peso en muy poco tiempo, sin duda es un cambio en nuestros hábitos que harán que no sólo perdamos ese peso que nos sobra, sino que nunca más lo recuperaremos. Tardaremos más en conseguirlo, por supuesto, pero además de ser para toda la vida, podemos estar tranquilos porque seguiremos disfrutando de la comida incluso más de lo que veníamos haciendo hasta ahora.

Algunos de los puntos principales de la Dieta Mediterránea

En la dieta Mediterránea incluiremos una cantidad equilibrada tanto de frutas como verduras, pasta, arroz, cereales, pan, legumbres y patatas. Además, se recomienda consumir los alimentos que se encuentren en su temporada.

Nuestra grasa principal será el aceite de oliva, al ser posible virgen extra. Diariamente tenemos que consumir tanto leche como derivados lácteos (yogur, queso, etc.).

Cada semana consumiremos algo de pescado (especialmente azul), carnes de ave y huevos. Otros alimentos que debemos tomar son los frutos secos, la miel y las aceitunas (mejor olivas), además de consumir moderadamente un poco de vino tinto, al ser posible durante las comidas.

Puede ser una buena idea reducir el consumo de sal que lo que hace es que retengamos líquidos además de ser perjudicial para nuestra salud en general y sustituirla por hiervas aromáticas.

Y por supuesto siempre estar dispuesto a realizar un ejercicio físico regular. No es necesario meterse en gimnasios ni levantarse todas las mañanas a correr una maratón, pero sí debemos andar un poco todos los días, y cada dos días practicar otros ejercicios que nos permitan estirar nuestros músculos así como deportes completos, siendo la natación uno de los más interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>