Dieta especial para trabajadores nocturnos

Todas las dietas para perder peso deben incluir pautas saludables y al mismo tiempo adaptarse al ritmo de vida para que sean efectivas, pero esto no siempre es sencillo de poner en práctica, especialmente en aquellas personas cuyo trabajo cubren el turno de noche, pues está científicamente demostrado que las alteraciones en el sueño y los cambios en los ciclos vitales del organismo, interfieren en el proceso normal de la pérdida de peso.

Trabajar de noche causa muchos cambios en los ciclos biológicos del organismo, pues nuestro cuerpo ha sido diseñado para funcionar de día y eso es aplicable en todos los aspectos de la vida cotidiana, inclusive la dieta.

Las personas que trabajan de noche y necesiten perder peso, deberán llevar una rutina de comidas como cualquier otra persona trabajadora, sólo que además en el caso de los trabajadores nocturnos, deberán adaptar su régimen alimenticio a su horario de trabajo, evitando el picoteo durante la noche.

Si tu turno de trabajo termina por la mañana, es recomendable tomar un desayuno ligero para no acostarte con el estómago vacío, lo cual también ayudará a incrementar el metabolismo y a disminuir la típica fatiga que pasan los trabajadores en el turno de noche en algún momento de su jornada laboral.

Publicidad

Debemos tener en cuenta de que el menú que vayamos a preparar, no sea demasiado calórico pues pasaremos a una jornada de inactividad en la que el consumo energético será mínimo.

Lo ideal sería hacer una segunda comida antes de las 15 PM o  a la hora siguiente de haberte levantado, en esta comida podremos incluir alimentos más consistentes pero con bajo índice de grasas como pollo o pescado a la plancha sin piel acompañado con arroz blanco o ensalada.

Antes de entrar nuevamente al trabajo podemos consumir otro tentempié o minicomida sin grasa, como un yogur desnatado, una pieza de fruta, o una ensalada si lo prefieres.

Durante el trabajo lo ideal es mantenerse a base de líquidos sin azúcar para aprovechar el gasto energético y emplearnos a fondo en la pérdida de peso, siempre que la actividad física que tengamos que desempeñar no sea demasiado intensa, no obstante, podemos tener a mano siempre algunos picoteos saludables que no interfieran en la dieta.