Una alimentación saludable

P_span_alimentacion1La obesidad en la adolescencia puede ser sólo un problema psicológico, pero en la edad adulta se convierte en un problema físico serio, cuya consecuencia puede ser una enfermedad cardiovascular.

¿Por qué el sobrepeso causa problemas cardiovasculares?

Porque debido a él, el corazón tiene que hacer un trabajo extra para conseguir la adecuada circulación de la sangre por todo el cuerpo.

Causas del sobrepeso:

Las personas con familiares obesos son más propensas a la obesidad. Así la doctora Fernandez De Julian (Hospital Virgen de la Salud, de Toledo) , en un estudio encontró que ”el tener ambos padres obesos da como resultado un 70% de hijos obesos, un padre el 40% y ninguno el 10%”.No obstante, hay que destacar que las causas no son principalmente genéticas, sino ambientales. Si esos mismos niños fuesen trasladados a otro hogar donde el hábito alimenticio fuese más equilibrado, no serían obesos.
Esta es una causa clara. Otras pueden ser: la falta de alimentación adecuada, el uso de fármacos para el tratamiento de determinadas enfermedades y el descenso de la Tasa de Metabolismo Basal con la edad.
(TMB) ¿Qué es la TMB? Es la capacidad mínima de energía (calorías) que utiliza un individuo en estado de reposo. La cantidad de calorías va descendiendo con la edad, lo cual significa que para mantener el mismo peso se debe comer menos. Por ello gran número de personas mayores tienden a ser obesas. Algunos datos reflejan que hay un aumento de la obesidad precipitado del 11’3% entre 16 y 24 años al 30’7% entre 25 y 44 años.

Publicidad

 

Soluciones al sobrepeso:

“Dejar de comer” no es la solución final. No se debe olvidar que el problema no es sólo la mera cantidad, sino el tipo de la misma y en especial la vida sedentaria, que dificulta que se quemen calorías. Respecto a esto último un estudio refleja que la actividad física diaria es prácticamente inexistente a cualquier edad desde los 16 años en adelante. El 60’3% de los individuos de entre 25 y 44 años se dedican a estar de pie y el 23’9% a estar sentado; sólo un 9’5% realiza un ejercicio leve y el 4’6% un trabajo duro a diario.

En el caso de que la obesidad sea modificable, el ejercicio y la dieta son la clave para superarlos y, por lo tanto, también para prevenir las múltiples enfermedades asociadas. Tenga en cuenta que la práctica regular de ejercicio es más atractiva y natural que el someterse a rígidas dietas o fármacos de dudosa eficacia