La salud y la alimentación sana

Una buena alimentación es un factor beneficioso para el cuerpo en muchos sentidos, incluso para el estrés, pues una elección de determinados alimentos puede ayudarnos a mejorar ante tal situación de una vida pesada que en la mayoría de las personas de la actualidad se encuentra presente.

Uno de los métodos del cuerpo para combatir contra el estrés consiste en bombear adrenalina, lo que nos prepara para la huida o la lucha, más allá de que en la actualidad no necesitamos de reacciones físicas rápidas, sino que se deben a circunstancias de orden mental, pero asÌ reacciona el cuerpo.

Para producir adrenalina en el cuerpo requerimos de vitamina C, por lo que el consumo de alimentos ricos en Èsta vitamina son recomendables para disminuir el estrés, como por ejemplo las naranjas, el kiwi, los pimientos, los frutos del bosque, el breicol, entre otros mas.

Asimismo, las proteínas son un alimento para disminuir el estrés que nos puede ser de mucha utilidad, las cuales vamos a poder encontrar en el pescado, pollo, pavo, la carne roja en general, los huevos, las legumbres que ayudan al sistema inmunológico.

En conclusión, una dieta balanceada combate el estrés en caso de que seleccionemos los alimentos adecuados para ello, por lo que el poder de una nutrición que se ajuste a lo que requerimos siempre será un factor clave para una vida saludable.

Publicidad

Aunque algunos no lo saben, una buena dieta puede prevenir los resfriados y gripes en caso de que se esté practicando una en la que la alimentación resulte bien balanceada y se encuentre compuesta por los alimentos debidos que en definitiva permitirán bajar de peso, regular la salud del cuerpo y como se dijo el prevenir gripe o resfriados.

El consumo de vitamina C es tal vez el consejo más popular en ese sentido, una vitamina presente en buena cantidad de frutas que generalmente se recetan en una dieta de calidad, se recomienda su consumo en caso de: estrés, tabaco, esfuerzo fÌsico, infecciones, gripes, diabetes, c·ncer, problemas cardiovasculares.

Consumir vitamina A es una excelente ayuda, se encuentra presente en el aceite de hÌgado de bacalao, hígado de pescado, vaca y cerdo; leche, mantequilla, huevos, al igual que en las frutas y verduras de tonalidad amarilla, verde o naranja.

El hierro es un mineral indispensable para cualquier dieta, nos aporta el tener una sangre saludable, se encuentra tanto en productos animales como vegetales, además se absorbe de mejor forma en relación con la vitamina C.

Acido fólico, está presente en el hÌgado, la levadura, germen de trigo; vale la pena destacar que la deficiencia de este compuesto está muy extendida por causas especiales en cada persona.