Cómo perder peso de forma saludable

La verdadera razón por la que ganamos peso es porque consumimos más calorías de las que gastamos. Muchas veces, simplemente comiendo menos y llevando una vida más activa podemos adelgazar de forma sana y segura.
Para poder perder peso saludablemente y mantenernos en forma es necesario hacer cambios permanentes en nuestra forma de comer y de afrontar la vida. Algunos pequeños cambios, como comer algo menos, elegir bebidas sin azúcar y moderar el consumo de alcohol nos pueden hacer perder más kilos de los que imaginamos. También es importante movernos más: caminar 30 minutos al día ayuda a mantener en forma el corazón y supone un gasto extra de calorías.
Si tienes sobrepeso, un objetivo razonable es perder entre 0,5 y 1 kg a la semana, algo que puedes conseguir ingiriendo entre 500 y 600 calorías menos al día.
Hay algunas cosas que puedes hacer para dar un impulso a tu dieta y perder peso de forma saludable:
·         Para reducir la cantidad de grasa que comes, puedes quitarle la grasa a la carne, beber leche desnatada o semidesnatada en lugar de leche entera, elegir alimentos bajos en grasa y tomar yogures desnatados. Apenas notarás la diferencia en tu paladar, pero rápidamente la notarás en la ropa.
·         Come alimentos integrales, como pan integral, arroz integral y pasta. Se digieren más lentamente que las variedades no integrales, por lo que te ayudará a sentirte lleno durante más tiempo.
·         No te saltes el desayuno. Un desayuno saludable te dará la energía que necesitas para empezar el día y hay algunas pruebas que sostienen que las personas que desayunan regularmente tienen menos probabilidades de tener sobrepeso.
·         Intenta comer al menos cinco raciones de frutas y verduras al día. Así te asegurarás de que tu cuerpo tiene todas las vitaminas y minerales que necesita.
·         Si te apetece picar algo a deshora, prueba a beber algo primero, como un vaso de agua o una taza de té. Muchas veces pensamos que tenemos hambre cuando en realidad tenemos sed.
·         Cambia las bebidascon un alto contenido de calorías por sus alternativas bajas en calorías. Intercambiar una bebida azucarada con gas por agua con gas con una rodaja de limón. No olvides que el alcohol es alto en calorías; reduciendo su consumo, podrás controlar mejor tu peso.
·         Muévete. Abandona el sofá y la vida sedentaria y prueba a caminar 30 minutos al día. Te sentirás más ágil, más vital y con más energía a la vez que quemas calorías y cuidas tu corazón.