Entendiendo las calorías

Las calorías miden la cantidad de energía presente en la comida. Saber cuántas calorías hay en nuestra comida nos puede ayudar a equilibrar la energía que tenemos con la energía que utilizamos. Y esa es la clave para un peso saludable.
El hombrepromedio necesita alrededor de 2.500 calorías al día. Para una mujerpromedio, la cifra es de alrededor de 2.000 calorías al día. Estos valores pueden variar dependiendo de la edad y de los niveles de actividad física, entre otros.
Medimos la cantidad de energía contenida en un alimento mediante las calorías, igual que el peso de dicho alimento se mide en gramos.
Calorías y el balance energético
Cuando comemos y bebemos, estamos poniendo energía (calorías) en nuestros cuerpos. Nuestros cuerpos utilizan esa energía y, cuanta más actividad física hacemos, más energía (calorías) utilizamos.
Para mantener un peso estable, la energía que ingerimos a través de los alimentos debe ser la misma que la energía que se utiliza por las funciones corporales normales y la actividad física. Si hay algunos días en los que ponemos más energía que la que usamos, entonces también debe haber días en los que sea todo lo contrario, para que la energía acumulada y la energía consumida estén equilibradas.
El aumento de peso se produce cuando ponemos más energía en nuestros cuerpos que la que usamos. Con el tiempo, ese exceso de energía se almacena en el cuerpo en forma de grasa. Las investigaciones demuestran que la mayoría de los adultos comen y beben más de lo que necesitan y que piensan que son más activos físicamente de lo que en realidad son.
Comprobación de calorías en los alimentos
Conocer el contenido calórico de los alimentos puede ser una herramienta útil a la hora de lograr o mantener un peso saludable. Nos puede ayudar a hacer un seguimiento de la cantidad de energía que estamos comiendo y bebiendo para asegurarnos de que no estamos consumiendo demasiada.
El contenido calórico de muchos alimentos está indicado en la etiqueta del envase, bajo el nombre “Energía”. El contenido calórico se expresa a menudo en “kcal”, que es la abreviatura de “kilocalorías”, y también en “kJ”, que es la abreviatura de “kilojulios”.
Kilocaloría” es una palabra que utilizamos para denominar lo que comúnmente se llama “caloría“, por lo que 1.000 calorías se escribirá como 1.000 kcal.
Kilojulios” es la expresión métrica de las calorías. Para hallar el contenido de energía en kilojulios hay que multiplicar la cifra de las calorías por 4,18.
La etiqueta te dirá cuántas calorías están contenidas en 100 gramos o 100 ml del alimento o bebida para que puedas comparar el contenido calórico de los distintos productos. Muchas etiquetas también indican el número de calorías en una ración de los alimentos. Pero recuerda que la idea del fabricante de una ración puede no ser la misma que la tuya.
Bajar de peso
Si estás aumentando de peso es porque estás comiendo y bebiendo más calorías de las que utilizasen las funciones corporales normales y la actividad física.
Para perder peso hay que comenzar a utilizar más energía de la que se consume durante un período prolongado de tiempo. Puedes hacerlo introduciendo cambios saludables en tu dieta para comer y beber menos calorías. Lo mejor es combinar estos cambios con mayor actividad física.