Bajar de peso

Perder peso no siempre es fácil ya que usualmente nos encontramos con problemas como el tiempo, el estrés, la mala alimentación y algunas enfermedades que nos hacen la tarea más difícil.

Pero al mismo tiempo, hacer el esfuerzo nos trae enormes beneficios y a veces cambios mínimos en nuestra rutina pueden hacer la diferencia.

Vamos paso por paso:

Tiempo: si estamos faltos de este elemento debido a nuestras ocupadas agendas, podemos encontrar tiempo para ejercitarnos con algunos cambios. Por ejemplo, cuando nos dirigimos a nuestro lugar de trabajo o a nuestras casas, podemos bajarnos del taxi un paradero antes, esto nos permitirá caminar dos o tres cuadras más antes de llegar a nuestro lugar de destino. También podemos subir las escaleras en vez de tomar el ascensor. Estas pequeñas cosas sólo nos quitarán unos minutos y pueden tener muchos beneficios ya que quemaremos calorías y tonificaremos piernas y glúteos, principalmente.

Estrés: el estrés es muy malo para nuestros cuerpos y mentes. Está comprobado que el estrés hace que comamos más y que no podamos quemar calorías. Debemos tratar de hacer cosas que nos relajen como caminar o reír, cosas que relajen nuestros cuerpos y mente.

Publicidad

Enfermedades: algunas enfermedades hace muy difícil bajar de peso. La resistencia a la insulina y la diabetes permiten la acumulación de grasa abdominal, pero sin reducir la grasa abdominal no logramos bajar los niveles de insulina y azúcar en sangre, es un círculo vicioso. Estas enfermedades deben ir acompañadas de un tratamiento con medicamentos para facilitar la baja de peso.

Mala alimentación: la comida chatarra, el azúcar, las pastas, las sodas y el exceso de alcohol, entre otras cosas, hacen que acumulemos kilos, en especial en el abdomen. Debemos tratar de comer más vegetales, tomar agua en vez de sodas y reducir la ingesta de alcohol. Esto nos permitirá almacenar menos grasa y kilos. Eliminar grasa abdominal es fundamental ya que es esta grasa la que causa enfermedades como la diabetes, la presión alta y las enfermedades hepáticas y pancreáticas. Comiendo balanceadamente no sólo nos permitirá reducir la dañina grasa abdominal, sino que la grasa acumulada en todo nuestro cuerpo. Muchas veces tenemos poco tiempo para alimentarnos bien y comemos lo que sea más rápido y fácil, pero podemos ahorrar tiempo cocinando algo saludable para dos días, la comida puede ir al refrigerador y así no tenemos que cocinar todos los días.