Mesoterapia: tratamiento contra la celulitis

La mesoterapia es uno de los tratamientos más en boga hoy en día para el control y erradicación de la celulitis. Si bien es cierto que no es definitivo, al menos contribuye a atenuar los estragos causados por la piel de naranja.

Controvertido y hasta considerado inseguro si no se realiza por profesionales, resulta ser una opción efectiva para el tratamiento de la celulitis. Aquí te explicamos como funciona.

La mesoterapia consiste en inyectar bajo la superficie de la piel una serie de medicamentos destinados a disolver los depósitos de grasa que subyacen y causan la apariencia de grumos en la piel. Esta técnica existe desde 1952 y ha sido popular desde los años 90. La cantidad de medicamentos inyectados depende de la extensión de la celulitis y las necesidades específicas de cada paciente. según el grado de celulitis que padezcan. Los resultados pueden variar, aunque muchas mujeres lo consideran efectivo.

Publicidad

Se utilizan cuatro tipos de medicamentos en este tratamiento: aminofilina, fosfatidilcolina, hialuronidasa y L-Carnitina, combinadas de forma diferente según el caso específico. Generalmente las inyecciones son indoloras, pues se usan agujas muy delgadas y cortas, pero toma unas 10 a 15 sesiones para remover la celulitis de una zona.

Es un tratamiento seguro, siempre y cuando sea realizado por profesionales certificados. En caso contrario, puede causar estragos en el organismo. Es por ello que es de vital importancia contactar profesionales serios y certificados en caso de querer someterse a la mesoterapia. Como mencionamos, su efectividad suele ser alta, pero los resultados varían según cada paciente. Combinada con dietas y ejercicios, sus beneficios pueden ser disfrutados a largo plazo, por lo que se considera una de las técnicas más efectivas en la reducción de la celulitis.

Fuente: Advice on Mesotherapy