Desintoxícate con estos consejos

La desintoxicación se define como la eliminación fisiológica o medicinal de las toxinas del cuerpo humano. Puede haber un período de espera tras el uso prolongado de una sustancia adictiva antes de que la persona vuelva a la normalidad. Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a desintoxicar tu cuerpo para que puedas hacerlo lo antes posible.

Consume líquidos para desintoxicar tu cuerpo
Bebe mucha agua y té sin cafeína. Debes beber de 8 a 12 vasos de agua al día (y más aún, si eres un atleta o haces ejercicio intenso). No bebas refrescos dietéticas, ya que contienen toxinas que se acumulan en tu cuerpo y afectan al rendimiento a largo plazo. Estos refrescos también contienen sustancias químicas que alteran tu perfil hormonal.

Disminuye tu grasa corporal

Las toxinas se acumulan en la grasa. Hay dos maneras de disminuir tus reservas de grasa sin cirugía: la dieta y el ejercicio. Así que si haces dieta disminuyes la grasa corporal a la vez que la cantidad de toxinas en tu cuerpo.

Toma chlorella para desintoxicarte

La Chlorella es un alga unicelular de agua dulce que se une a metales pesados, como el mercurio, y lo elimina del cuerpo.

Publicidad

Supleméntate para proteger tu hígado

Uno de los muchos trabajos importantes que hace el hígado es desintoxicar el cuerpo. El hígado está sujeto a daño oxidativo, ya que desintoxica el resto del cuerpo. Dicho esto, es de suma importancia mantener el hígado sano. Una forma de hacer esto es no consumir más de una bebida que contenga alcohol por día. Otra manera es tomar cardo de leche, el cual es rico en silimarina o policolinosil. Estos compuestos ayudan a las células del hígado a regenerarse, y evitarán que absorban demasiadas toxinas, además son poderosos antioxidantes que previenen el daño oxidativo a los tejidos del hígado.

Toma verduras

Come espárragos frescos y brócoli para aportar más glutatión a tu cuerpo. El glutatión es un antioxidante que protege cada célula de tu cuerpo, y ayuda al hígado a procesar las toxinas, elimina las toxinas del cuerpo, y protege al hígado del daño oxidativo.

Además come col, coliflor, coles de Bruselas, o cualquier verdura que tenga un alto contenido de vitamina C. Este antioxidante es necesario para mantener la cantidad adecuada de glutatión y vitamina E en el cuerpo.